Cómo prevenir y tratar la mastitis de forma natural

Femenina De Vídeo: CÓMO CURAR LA MASTITIS, REMEDIO CASERO PARA TRATAR LA INFLAMACIÓN/ INFECCIÓN MAMARIA | LifeStyle (Mayo 2019).





Anonim

Como madre lactante, ¿cómo te sentirías si notas que tienes mastitis? Si nota que tiene mastitis, realmente se sentirá muy mal, pero debe consultar a expertos en lactancia, enfermeras y proveedores de atención médica sobre cómo tratar e incluso detener la reaparición. En este artículo, vamos a enseñarle cómo prevenir la infección de mastitis. Esta es una sensación de dolor o dolor en el pecho durante la lactancia causada por la obstrucción de los conductos mamarios, pero si no se trata o se maneja mal, podría convertirse en un bulto en el seno afectado y, posteriormente, cáncer de mama.

Causas de la mastitis

La mastitis puede ser causada por algunas situaciones tales como el bloqueo de los conductos mamarios debido al plegamiento o presión de los senos al usar un sostén demasiado ajustado o incluso usar un sostén durante la noche mientras duerme. Además, si coloca el codo sobre o al costado de los senos mientras está dormido, esto también puede provocar el bloqueo del conducto de la leche y provocar el cese del flujo hacia afuera para que el bebé succione. Otro factor que puede causar mastitis es bacteriano

infecciones debido a cortes o agujeros en los senos que dan a los virus un margen para penetrar en el cuerpo.

¿Cómo pueden tus senos sostener cortes y grietas? Sus senos pueden sufrir cortes y grietas si no sabe cómo sujetar a su bebé correctamente durante la lactancia. Entonces, las bacterias de la boca de su bebé pueden penetrar los poros de la piel hacia los conductos mamarios y causar dolor e hinchazón. Hay dos tipos de mastitis, como la mastitis del conducto bloqueado y la mastitis bacteriana. Examinemos los dos tipos de mastitis cuidadosamente y comprendamos cómo prevenir que ocurran y vuelvan a ocurrir porque la prevención es mejor que curar.

Tipos de Mastitis

Hay dos tipos de mastitis, que son mastitis del conducto bloqueado y mastitis bacteriana. Debe comprender la naturaleza de estas condiciones de salud y saber cómo hacer frente a ellas si se producen, incluso usted debe conocer los mejores medicamentos y terapias que pueden calmar los dolores más rápidamente. Además, tomar los tratamientos necesarios lo ayudará a mantenerse saludable y a garantizar un suministro suficiente de leche materna para alimentar a su bebé muy bien.

Mastitis del conducto bloqueado

La mastitis del conducto obstruido es una hinchazón dolorosa causada por obstrucción de los conductos mamarios debido al plegamiento o compactación de sus senos en un sujetador ajustado e incluso usando un sostén para dormir durante la noche. Además, si pierde un alimento, sus conductos estarán llenos de leche, pero cuando no pueda descargar el líquido rápidamente, se formará un bulto. Sin embargo, una forma fácil de deshacerse de la amenaza es masajear sus senos suavemente y gradualmente hasta que la hinchazón se disuelva, pero este proceso será más efectivo si está amamantando a un niño mientras se realizan masajes simultáneamente en el seno afectado.

Los síntomas de la mastitis del conducto bloqueado

Cuando note los siguientes síntomas en su cuerpo, debe saber que podría ser causado por una mastitis del conducto obstruida y luego, tomar medicamentos de inmediato. Las indicaciones

incluyen síntomas parecidos a la gripe, dolor en los senos inflamados, dolores, temperatura y dolores. Del mismo modo, si siente los senos con las manos, habrá un área con firmeza o grosor inusual y un tono rosado. Si puede detectarlo y masajearlo fuera de sus senos dentro de las 24 horas posteriores a su aparición, estará a salvo. Sin embargo, si el grosor persiste a pesar de todos los esfuerzos para deprimirlo, consulte a su médico para obtener asistencia y tratamiento.

Curaciones y soluciones recomendadas para la mastitis del conducto obstruido

Hay varias formas de tratar el bloqueo de los conductos mamarios, como tomar un baño tibio o usar un paquete tibio en los senos durante cinco a diez minutos. También puede obtener antibióticos de su proveedor de atención médica, aunque esto evitará que las bacterias dañen las glándulas mamarias y otras células, especialmente si la leche materna ha estado allí por más de 24 horas. Es bueno notar aquí que los medicamentos no desinflarán la inflamación, sino que actuarán contra cualquier bacteria que pueda estar creciendo en los tejidos. Por el contrario, debe absorber los masajes para obtener un alivio más rápido.

Además, como dije antes, masajear el área inflamada puede ayudar a aliviar los dolores y reducir la inflamación, especialmente si se aplica un poco de aceite en los dedos y continúa frotando el pecho hacia arriba y hacia abajo hacia los pezones en un movimiento continuo. Puede lograr un mejor resultado si su bebé está amamantando mientras se realiza el masaje.

Otra estrategia es alimentar al bebé regularmente en el seno afectado. Sin embargo, no debes ignorar el otro seno, sino concentrarte más en un lado con un problema mientras colocas el mentón de tu hijo hacia el tumor.

Mastitis bacteriana

¿Estás amamantando a un bebé ahora? Luego, revise si sus pezones no tienen grietas o cortes, ya que estas pequeñas aberturas pueden ser un margen de acción para que los microorganismos entren en sus tejidos causando una infección a menudo llamada mastitis bacterial. Sin embargo, estas grietas y cortes a menudo ocurren en la etapa temprana de la lactancia y los virus pueden penetrar a través de ellos, lo que resulta en dolores e inflamaciones en las glándulas mamarias.

Síntomas de la mastitis bacteriana

Una de las características más llamativas de esta infección es que no notará ningún bulto en el pecho, sino inflamaciones, dolor e incluso coloración rosada en las áreas afectadas. Otros síntomas incluyen temperatura, dolores, síntomas parecidos a la gripe y dolores.

Curaciones y soluciones recomendadas para la mastitis bacteriana

Siempre que observe el ataque de mastitis bacteriana en usted, consulte a su proveedor de atención médica inmediatamente para obtener los medicamentos necesarios. A pesar de este ataque en sus senos, es aconsejable continuar amamantando mientras el tratamiento con antibióticos aún progresa según lo recomendado por su médico. Otro enfoque importante para la prevención de la infección de la mastitis es 'enganchar bien'. Si puede enganchar correctamente a su bebé, las grietas y los cortes se reducirán drásticamente y no habrá forma de que los insectos penetren en su sistema corporal.

Infección por mastitis recurrente o repetida

Cuando una madre lactante experimenta más de una vez un ataque de infección por mastitis, se dice que tuvo una infección recurrente o recurrente. Hay varias razones que pueden llevar a esta experiencia y es arriesgado para la madre, especialmente para el niño.

Las causas comunes de las infecciones recurrentes por mastitis

Las causas comunes de infecciones de mastitis recurrentes o repetidas incluyen:

Problemas con los pezones

La mayoría de las veces, podría haber algunos problemas con los pezones, como las descargas de leche seca en los pezones, lo que dificulta que los senos extraigan la leche. Esta condición puede causar un conducto bloqueado, que eventualmente conducirá a mastitis. Es solo cuando las cortezas de leche en los pezones se pelan que su hijo puede succionar la leche materna con éxito.

Otro problema que puede ocurrirle a los pezones es que los pezones estén sangrando, y esto puede ser el resultado de las grietas y llagas en los pezones. Sin embargo, si esto no se trata a tiempo, podría dar acceso a las bacterias a los senos que conducen a la mastitis bacteriana. 'Tordo' se considera como una infección secundaria causada por la presencia de levadura u hongos en la leche materna. Este problema puede causar dolor e inflamación en los conductos mamarios y también mastitis. Además, existe un problema llamado "ampollas de leche" que puede dar lugar a conductos bloqueados recurrentes.

Mal tratamiento y recuperación inadecuada de un ataque previo

El tratamiento deficiente y la recuperación inadecuada de un ataque previo son las principales causas de infecciones recurrentes por mastitis, aunque hay otros factores que lo conducen. Un examen cuidadoso de algunas madres con esta enfermedad demostró que no completaron sus cursos de medicamentos durante la primera aparición, por lo tanto, no fueron capaces de eliminar el virus, por lo tanto, su reaparición. Sin embargo, esto plantea grandes desafíos para la madre lactante y, en algunos casos; el bebé también podría verse afectado, debido a la incapacidad de manejar la condición adecuadamente.

Los medicamentos conocidos por ser eficaces para el tratamiento de la mastitis son la eritromicina, keflex, dicloxacilina y amoxil. Aunque, la mayoría de las veces, Amoxil no es demasiado efectivo contra el ataque de la mastitis. Además, el tratamiento y los medicamentos deben continuar durante aproximadamente 2 semanas para obtener resultados positivos.

La condición de salud de la madre

¿Cómo es su condición de salud general como una nueva madre? ¿Estás preocupado, cansado, demasiado ocupado y

tiene poco o nada de tiempo para descansar? Es posible que corra el riesgo de otro ataque de mastitis si no disfruta de suficiente descanso después de sus tareas y rutinas diarias. Una baja resistencia a las infecciones podría ser desencadenada por condiciones anémicas. Es recomendable realizar siempre un análisis de sangre para detectar anemia si se repite un ataque de mastitis. Además, siempre debe consumir alimentos ricos en hierro, especialmente fuentes naturales de hierro o puede estar ingiriendo vitaminas suplementarias. No se olvide de tomar siempre suplementos de vitamina C para mantener el sistema inmune.

Deformación de los conductos mamarios

¿Cómo pueden deformarse los conductos mamarios de una madre? La deformación del conducto mamario puede ocurrir en las madres con el registro previo de infección por mastitis. Durante el ataque, el conducto podría verse afectado y deformado, incluso en el mismo punto de ataque, lo que dificultaría que la leche materna fluyera con facilidad. Una manera fácil de controlar esta enfermedad es continuar extrayendo la leche materna incluso después de que la infección se haya tratado con éxito.

Pobre liberación y drenaje de la leche materna del seno

La liberación y el drenaje de la leche materna desde la mama son muy importantes porque una liberación deficiente puede provocar infecciones recurrentes. Algunos de los factores que pueden causar esta condición incluyen congestión debido a interrupciones de alimentación, horarios ocupados y otros problemas de limitación de enfermería. Otras causas del mal drenaje de la leche del seno son el uso del protector del pezón, la cirugía de los senos, los ejercicios del brazo superior y el proceso de cierre y colocación

Cómo detener las infecciones recurrentes o repetidas por mastitis

Consumir suplementos dietéticos y otros probióticos

El consumo de productos dietéticos y otros suplementos probióticos ayudará a prevenir la reaparición de la mastitis. Uno de los suplementos dietéticos es la lecitina necesaria y relevante para prevenir e incluso tratar la mastitis repetida. Otro suplemento beneficioso es la vitamina C, también es necesario para aumentar la inmunidad de una madre que amamanta y garantizar su buena salud y la del niño también. Además, beber suficientes líquidos es vital para aumentar y mantener la composición de la sangre a un nivel adecuado.

Antibióticos de baja dosis prolongados

La forma adecuada de manejar la infección recurrente por mastitis es tomar antibióticos en dosis bajas durante un período prolongado. Con este enfoque, puede tomar los medicamentos durante aproximadamente dos o tres meses o durante la lactancia. De esta forma, la mastitis recurrente o repetida no volverá a ocurrir y la madre tendrá la libertad de alimentar a su bebé. Puede recordarle al médico que agregue medicamentos antifúngicos a los medicamentos antibióticos. Es aconsejable agregar un complemento dietético como acidophilus a las dosis también.

Terapia de Masajes

Es necesario involucrarse en la terapia de masaje para asegurarse de que la leche materna se drene fuera de los conductos de la leche. Si esta terapia se realiza a diario, ayudará a prevenir la reaparición de infecciones de mastitis.

Lactancia continua

Una de las mejores maneras de garantizar un drenaje completo de la leche materna y prevenir la mastitis repetida es mediante la lactancia continua. Asegurar que el bebé reciba la dosis suficiente de leche alimentándolo constantemente es ideal para reducir el dolor y la inflamación en el seno. Incluso si no llora por comida, dale de mamar, siempre que pueda.

Acupuntura

La mastitis recurrente o repetida se puede prevenir mediante el uso de acupuntura en el seno.

Aplicando leche materna constantemente

Si aplica constantemente leche materna sobre las grietas y llagas en el seno, ayudará a secarlas y a sanar más rápidamente, lo que evitará la presencia de bacterias y virus, evitando así que vuelva a ocurrir una infección por mastitis.

¿Puedes prevenir las infecciones por mastitis?

La mastitis es una condición de salud peculiar de los órganos mamarios en madres lactantes, debido a un ataque de bacterias y al posicionamiento incorrecto de los senos mientras duerme o usa un sostén. El enganche correcto es una buena manera de colocar y preparar al bebé para los senos de su madre y esto es necesario para evitar grietas y cortes en los pezones también. Las bacterias de la boca del bebé pueden reubicarse en sus senos. Sin embargo, la mayoría de las mamás no tienen el conocimiento básico de engancharse correctamente y de amamantar adecuadamente. Además, una observación cuidadosa de los síntomas de la mastitis en sus senos y su estado general de salud lo ayudará a tomar medicamentos y otras medidas que pueden mitigar la afección. Después de leer detenidamente este perspicaz artículo, ¿ahora puede evitar las infecciones por mastitis?

¿Cuáles son los riesgos de la cesárea para un bebé?

Si desea tomar una decisión informada sobre los riesgos y beneficios de la cesárea, estos son los riesgos que conlleva para un bebé durante una cesárea.