26 Remedios caseros efectivos para aumentar su sistema inmunitario

Femenina De Vídeo: Alimentos Para Subir Las Defensas - Alimentos Para Fortalecer El Sistema Inmunologico (Mayo 2019).





Anonim

¿Es posible? para fortalecer tu sistema inmune? Bueno, la respuesta es sí. La inmunidad fortalece el cuerpo contra la invasión externa por microorganismos, alérgenos y parásitos. Las personas que sufren de baja inmunidad son propensas a enfermarse con frecuencia y son susceptibles a enfermedades mortales. Es por eso que fortalecer el sistema inmune es un requisito previo para mantener a raya varias dolencias.

¿Cómo funciona el sistema inmune?

El sistema inmune cumple la función de defender nuestro cuerpo contra la enfermedad que causa los microorganismos. La falla del sistema inmune para realizar su función de manera efectiva da como resultado una mayor susceptibilidad a enfermedades e infecciones. Las células inmunes juegan un papel importante en la prevención de la entrada de bacterias y virus patógenos en el cuerpo. Estas células comprenden linfocitos o células T que luchan directamente contra las moléculas invasoras y las células B que producen anticuerpos que responden a moléculas dañinas, lo que facilita su eliminación por otras células inmunes. El sistema inmune también contiene células fagocíticas como macrófagos y neutrófilos, que eliminan los desechos creados a partir de la destrucción de células y tejidos dañinos en el sitio de la infección. La alteración de cualquiera de estas funciones puede debilitar su sistema inmune [1].

Cómo mejorar su sistema inmunitario

La prevención es mejor que la curación y, por lo tanto, es importante que mantengamos un sistema inmune fuerte. Nuestro sistema inmune requiere equilibrio y armonía para funcionar de manera eficiente. Se puede mejorar de manera eficiente mediante la incorporación de algunos cambios en nuestra dieta y estilo de vida.

A continuación se enumeran los diez mejores remedios caseros para estimular el sistema inmunitario y proteger el cuerpo

1. Vino tinto

El vino tinto, cuando se consume en cantidades controladas, actúa como un excelente refuerzo para el sistema inmune del cuerpo. El vino ayuda a matar cuerpos extraños y ciertas bacterias peligrosas como la salmonella. El vino tinto también ayuda a prevenir la enfermedad coronaria cuando se consume con moderación [2]. Un vaso de vino tinto por día aumenta la inmunidad y protege al cuerpo contra enfermedades comunes como el frío, la fiebre y los trastornos estomacales. Pero su consumo excesivo puede dañar el hígado y destruir el sistema inmunitario del cuerpo. Es extremadamente importante tener vino tinto en cantidades controladas.

2. Ajo

El ajo es uno de los mejores alimentos para estimular el sistema inmunológico. El ajo, un antibiótico natural, antiviral, antibacteriano y antifúngico, ayuda a proteger el cuerpo contra una variedad de enfermedades.El consumo regular de ajo ayuda a controlar la inflamación, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple. El ajo también ayuda a reducir la presión arterial, el nivel de colesterol y disminuye el riesgo de varios tipos de cáncer [3].

3. Miel

Una cucharada de miel al día es extremadamente buena para el sistema inmunológico. Es un agente antioxidante, antibacteriano y antimicrobiano natural que ayuda a proteger el cuerpo contra virus, hongos y bacterias. La miel también mejora el sistema digestivo al tratar el reflujo ácido. Ayuda a calmar el dolor de garganta, regular el azúcar en la sangre y tratar la tos y los resfriados.

4. Frutas y verduras

Las verduras y frutas de hoja verde a menudo provocan narices arrugadas en la mayoría de nosotros. Pero son superalimentos para estimular el sistema inmunitario. Cargados de ácido fólico, las frutas y verduras mejoran el funcionamiento de su sistema inmunológico. La deficiencia de ácido fólico reduce la secreción de cantidades necesarias de anticuerpos que poseen propiedades de lucha contra las infecciones. La presencia de vitamina A en zanahorias, batatas y vegetales de hoja verde oscuro permite que los glóbulos blancos combatan las infecciones de manera más efectiva. La vitamina C que se encuentra en los cítricos, así como los pimientos, papayas y brócoli mejora la absorción de hierro de los alimentos de origen vegetal, protegiendo así el sistema inmunológico contra las enfermedades. La vitamina E en nueces y nabos puede combatir la gripe y las infecciones de las vías respiratorias superiores. Las verduras de hoja verde son particularmente beneficiosas para las mujeres embarazadas y lactantes.

5. Té verde

El té verde es ideal para aumentar la inmunidad. Contiene galato de epigalocatequina, un tipo de flavonoide que combate las bacterias y los virus, y estimula la producción de células inmunitarias. El té verde también es una fuente rica de antioxidantes. El consumo regular de té verde previene las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer [4].

6. Naranjas, limones y guayabas

Frutas como naranjas, limones y guayabas son las fuentes más ricas de vitamina C. Además, las guayabas están cargadas de fibra, que protege contra el colesterol alto y las enfermedades cardíacas. Las naranjas también son una gran fuente de cobre, potasio, vitamina A y vitamina B9, vitamina B1 y carotenoides que son vitales para el sistema de inmunidad del cuerpo [5]. Estas frutas también ayudan a reducir los niveles de colesterol y presión arterial.

7. Peces

El consumo regular de pescado es uno de los mejores remedios naturales para fortalecer el sistema inmune. El pescado es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3 y zinc. El zinc ayuda a construir y reparar células, mientras que los ácidos grasos omega-3 son antioxidantes naturales y agentes antiinflamatorios [6].

8. Cúrcuma

La deficiencia de vitamina B6 afecta negativamente a diferentes aspectos de la respuesta inmune, como la capacidad de los linfocitos para madurar y convertirse en varios tipos de células T y B. La cúrcuma contiene vitamina B6 y minerales como potasio, manganeso y hierro que son importantes para el funcionamiento de diferentes sistemas corporales. También contiene curcumina, cuya acción antioxidante mejora el funcionamiento del sistema inmune [7].

9. Semillas de linaza

Las semillas de lino son una rica fuente de ácido alfa-linolénico, ácidos grasos omega-3 y fitoestrógenos llamados lignanos que juegan un papel importante en la modulación de la respuesta del sistema inmune, manteniendo a raya las infecciones y las enfermedades autoinmunes. Las semillas de lino también tienen propiedades anticancerosas [8].

10. Avena

Una porción de avena en el desayuno puede beneficiar enormemente a su sistema inmune. La fibra soluble que contiene puede reducir el colesterol LDL o 'malo'. La avena también contiene vitaminas y minerales como, vitamina B1, hierro, zinc, cobre, magnesio, manganeso, fósforo y selenio [9].

11. Almendras

La deficiencia de vitamina E puede afectar negativamente la capacidad de tu cuerpo para combatir infecciones. Un estudio reciente ha demostrado que tomar una dosis diaria de 200 mg de vitamina E mejora las respuestas de anticuerpos contra la hepatitis B y el tétanos después de la vacunación. Las almendras son una rica fuente de vitamina E que ayuda a reducir el estrés oxidativo y la inflamación [10]. Todo lo que necesitas hacer es masticar un puñado de almendras para mantener tu sistema inmune funcionando sin problemas.

12. Aguacate

Al ser un almacén de aminoácidos, grasas saludables y antioxidantes, los aguacates ayudan a equilibrar las hormonas y las glándulas suprarrenales, además de ayudar al sistema inmunitario. El aguacate tiene propiedades antibacterianas y el aceite de aguacate mantiene su corazón saludable [11, 12].

13. Spirulina

Estas algas verdeazuladas son un alimento maravilloso en términos de sus diversos beneficios para la salud. Estimulan la función inmune y también poseen propiedades contra el cáncer [13, 14]. Están llenos de hierro y selenio, que pueden reponer el ARN en el cerebro, mejorando el rendimiento cerebral. Puede agregar algo de eso a su batido verde para obtener sus beneficios curativos.

14. Aceites de oliva y de canola

Estos aceites son una fuente de grasas saludables que son un lubricante para sus células. Fortalecen su sistema inmune al mejorar la flexibilidad y la comunicación entre las células. Sin embargo, el consumo excesivo de ácidos grasos omega 6 puede aumentar el riesgo de inflamación y problemas del sistema inmune [15, 16].

15. Jengibre

El jengibre es excelente para mejorar el sistema inmune del cuerpo. Ginger trata muchos problemas de salud y ayuda a proteger al cuerpo contra una gran cantidad de trastornos. Es un fuerte agente antioxidante, antiséptico, antibiótico, antimicrobiano y antiinflamatorio. El jengibre también ayuda a aliviar el dolor de garganta y la congestión. También destruye los virus del resfriado, mejora la movilidad gástrica, inhibe la úlcera péptica y reduce el colesterol. Una taza de té de jengibre todos los días ayuda a mejorar la inmunidad.

16. Kale

Kale es una rica fuente de vitamina A, que es el mejor remedio natural para estimular el sistema inmune del cuerpo. Es un antioxidante natural que combate las células cancerosas, estimula la producción de glóbulos blancos y anticuerpos, que protegen el cuerpo contra las infecciones. El consumo de col rizada con regularidad ayuda a mantener el cuerpo en forma y protege el sistema contra infecciones bacterianas y virales.

17. Chocolate oscuro

El cacao aumenta la inmunidad y ayuda a mantener el nivel de colesterol bueno en el cuerpo.El consumo regular de chocolate negro mejora la salud cardiovascular al reducir el colesterol. El chocolate negro también ayuda a mantener la presión sanguínea. Es importante consumir chocolate en pequeñas cantidades, ya que puede provocar problemas de azúcar.

18. Dormir

La falta de sueño es uno de los principales factores que contribuyen al estrés y, a su vez, debilita el sistema inmunitario. Además, el insomnio puede causar un aumento en la inflamación y aumentar los niveles de cortisol. Los estudios han demostrado que la privación del sueño disminuye el recuento de células T, lo que reduce la capacidad del cuerpo para luchar contra los patógenos causantes de enfermedades. Un sueño adecuado no solo mejora el estado de ánimo y los niveles de energía, sino que también previene los accidentes cerebrovasculares y ayuda a controlar su peso. Asegúrese de obtener al menos 7 a 8 horas de sueño ininterrumpido por noche [17].

19. Tome No Stress

El estrés es parte de la vida y lo experimentan todos. El estrés prolongado puede hacerte más susceptible a dolencias que van desde resfriados hasta enfermedades graves. El estrés crónico puede exponer a su cuerpo a las hormonas del estrés, que afectan negativamente el funcionamiento del sistema inmune. Los altos niveles de estrés aumentan la producción de cortisol que daña las células inmunes. No es posible eliminar el estrés por completo, pero con un poco de esfuerzo, los niveles de estrés se pueden reducir significativamente. Puede hacerlo haciendo cosas y reuniéndose con personas que lo hacen feliz. El yoga o la meditación es una excelente manera de lidiar con el estrés. También puede intentar ejercitarse ya que esto desviará su mente, causando que tome menos estrés [18].

20. Beba alcohol de vez en cuando

El consumo de alcohol en exceso puede suprimir en gran medida su sistema inmunológico. Diversas investigaciones han demostrado que el consumo excesivo de alcohol es tóxico para las células dendríticas, que desempeña un papel crucial en la destrucción de los microbios invasores. Esto no solo aumenta la vulnerabilidad al virus del resfriado y la gripe, sino que también puede llevar a infecciones graves e incluso potencialmente mortales [19].

21. Beba mucha agua

El agua juega un papel importante en el equilibrio de los niveles de líquidos del cuerpo, así como en la energía de los músculos y la mejora de la función intestinal. Este es uno de los mejores consejos para un sistema inmunológico saludable. Asegúrese de beber al menos ocho vasos de agua todos los días. Entonces reemplace su refresco, té, alcohol o café con agua.

22. Restrinja el consumo de azúcares simples

El consumo excesivo de azúcar suprime las células del sistema inmune, que son responsables de atacar a las bacterias que causan enfermedades. El consumo de 75-100 gramos de este azúcar reduce significativamente la capacidad de los glóbulos blancos para combatir y destruir las bacterias. Siempre opta por jugos de frutas naturales, agua y tés para mantenerte hidratado, limpiar tu sistema inmune e impulsarlo con vitaminas y minerales.

23. Controle sus niveles de vitamina D

La vitamina D, también conocida como vitamina solar, puede aumentar enormemente su respuesta inmune. La deficiencia de esta vitamina se asocia con resfriados estacionales y gripe. La deficiencia de vitamina D es bastante común ya que esta vitamina solo está disponible por el sol y muy pocos alimentos.Se requieren al menos 50 nmol / l de vitamina D para mantener la salud general. Si eres propenso a enfermedades, revisa tus niveles de vitamina D. Obtenga una exposición adecuada a la luz solar. También puede tomar un suplemento para compensar la deficiencia [20].

24. Mantenga un peso saludable

El sobrepeso aumenta su riesgo de desarrollar diabetes, cáncer y enfermedades del corazón. Además, demasiadas células grasas activan la liberación de químicos proinflamatorios en el cuerpo, causando inflamación crónica. Esta inflamación puede dañar sus tejidos, lo que lleva a un sistema inmune débil. Así que siempre tenga una dieta balanceada para mantener su peso ideal [21].

25. Haga ejercicio regularmente

El ejercicio es una parte integrante de un estilo de vida saludable. Hacer ejercicio diariamente mejora su salud cardiovascular y reduce el riesgo de enfermedades como osteoporosis y cáncer. Si le resulta difícil realizar un ejercicio completo, puede intentar dar un paseo de 20 minutos todos los días. Esto fortalecerá las capacidades de lucha contra la enfermedad de su cuerpo.

  1. Los niños y adolescentes deberían disfrutar de 60 minutos de ejercicio por día que deberían incorporar actividades aeróbicas y actividades de tonificación muscular.
  2. Los adultos deben tener al menos 150 minutos de ejercicio que incluyen ejercicio aeróbico cada semana y actividades de fortalecimiento muscular como levantamiento de pesas, al menos dos veces por semana.
  3. Las personas mayores mayores de 65 años que no padecen ningún problema médico deben realizar por lo menos 150 minutos de ejercicio moderado, como caminar a paso ligero y ejercicios de fortalecimiento muscular dos veces por semana [22].

26. Sigue sonriendo y sé feliz

Como todos sabemos, la risa es la mejor medicina y esta medicina también es efectiva para mejorar tu sistema inmunológico. Una simple sonrisa puede mejorar las cosas. Puede hacer que tu cuerpo sea feliz e impulsar tu estado de ánimo y tu sistema inmunológico. Una risa fuerte disminuye la cantidad de hormonas del estrés en el cuerpo y aumenta los glóbulos blancos que combaten las infecciones. ¡Así que ríete y deja que tus hormonas del estrés caigan y tus endorfinas y hormonas de crecimiento se eleven!

Pasos simples para mejorar el sistema inmune, pero seguirlos puede llevarlo a un cuerpo más saludable, un cuerpo que pueda mantener a raya las enfermedades. ¿Quién no querría eso?

Artículos recomendados:

  • 5 Recetas efectivas de jugo para aumentar su sistema inmunológico
  • 15 Mejores alimentos probióticos para fortalecer su sistema inmunológico
  • Las 10 mejores posturas de yoga para mejorar su sistema inmunológico
  • 10 Asanas efectivas de yoga Para Estimule su sistema nervioso
  • 6 tipos de hongos para estimular su sistema inmunitario

¿Cuáles son los riesgos de la cesárea para un bebé?

Si desea tomar una decisión informada sobre los riesgos y beneficios de la cesárea, estos son los riesgos que conlleva para un bebé durante una cesárea.